20MINUTOS

  • ‘Under the radar, vol. 1′ es el título de este trabajo, que recoge algunas de sus canciones favoritas.
  • El cantante inglés lo ha publicado sin previo aviso, ni siquiera a su productor.
  • Se podrá obtener a partir del lunes en el sitio web del artista.

Nuevo disco de Robbie Williams

El cantante británico Robbie Williams ha sorprendido a todos sus fans con la publicación de un nuevo disco, titulado Under the radar, vol. 1.

Se trata de un trabajo recopilatorio de algunas de sus canciones favoritas, al que sólo se podrá acceder desde la página web del artista. Lo curioso es que Williams ha publicado su trabajo sin previo aviso, ni siquiera a su productor, Guy Chambers.

Williams ha colgado un vídeo en su web en el que admite que Chambers no estará contento con esta decisión, la de publicar un trabajo que no tendrá promoción alguna, más que la propia que hace el artista en su web.

Además, otro punto polémico es la portada del disco: en ella, Williams sale saltando completamente desnudo a una piscina, de manera que se le ve el trasero.








Ah, amigos, la de anoche fue una emotiva velada en la que los sentimientos de amor y cariño hacia los seres queridos llenaron la noche como… como… como la puñetera la peste de un vertedero un 15 de agosto, por dios, que asco. Tanto quererse y tanta tontería, hombre ya, tanto llorar y abrazarse y […]

Fran se defiende siempre diciendo que él es así, que es honrado. Vitín dice que no se lo compra. Uno a uno los exconcursantes van diciéndole a Fran lo mucho que confiaron en el y lo mucho que le decepcionaron. Excepto Paco, que dice que no, que allí todos han ido a ganar y que […]

Y el expulsado es… ¡¡FRAN!!

admin 27 de noviembre de 2014 0 Comentarios

Por mal que lo pase Fran creo que le va a quedar poco de sufrir. “Que sea lo que el público y Dios quieran”, dice Fran. Claro que sí, a la diestra del Señor está el público de GH. Y EL EXPULSADO ES… ¡¡¡¡FRAN!!!! Lo bueno de las declaraciones destructivas de su mujer es que […]

Hola a todos. ¡Se irá por fin Fran Papadopoulos! O al menos, eso espero… ¡Lo vemos juntos en un rato!

CLARA HERNÁNDEZ

  • La cantante aragonesa ha sido distinguida este jueves con el Premio Nacional de las Músicas Actuales.
  • Considerada una de las grandes renovadoras de la jota actual, Carmen París asegura que su fin es “elevar al salón la música popular”.

Carmen París

“Jotera lo serás tú”, entonaba con sorna Carmen París en 2005 para contestar a aquellos puristas alborotados que la acusaban de poner en peligro la integridad del folklore aragonés. A aquella exclamación le seguía una estrofa —una osadía— donde el espíritu de la jota y sus letras populares era entreverados por un piano, el misterio del jazz, la chulería del chotis o, incluso, vientos de ranchera. Y, además, por un audaz estilismo capilar, el de la artista, que no ha cesado de cambiar de forma y color a lo largo de los últimos años.

Precisamente su “personalidad arrolladora” y su “capacidad para regenerar la música lírica tradicional”, así como  la de haber “elevado la jota a un nivel internacional” (en sus últimas composiciones estas juguetean con el inglés) han sido los aspectos que ha destacado el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte al otorgarle, este jueves, el Premio Nacional de las Músicas Actuales 2014.  Una noticia que pillaba a la artista “haciendo labores prosaicas, la colada”, explicaba al teléfono, con desparpajo, unas horas después: “Vengo de cantar en Suecia, poco antes en París, y tengo la casa manga por hombro”. ¿Tal vez su fusión temeraria de estilos y sonidos de la tierra se aprecia más fuera que dentro de casa? “Ahora me han venido un montón de proyectos muy majos por Europa pero en España voy teniendo más trabajo”, responde antes de revelar, entre risas, cómo suena el género que defiende fuera de nuestras fronteras: “En Estados Unidos me dijeron una vez que muy épico y heroico”.

La aragonesa también se ríe cuando recuerda las críticas que, durante años, la han acusado de quebrantar las bases de la música tradicional de su tierra. La esencia de ese sonido está a buen recaudo con ella, asegura: “No soy de Minnesota, hago lo que hago conociendo el carácter y la esencia  del género”. Aunque para no perder  la guía, algunas veces tenga que parar los pies a más de uno: ” El último disco, EJazz con Jota, fue orquestado por un músico norteamericano que quería añadir más y más acordes complicados. Yo le decía, no sigas por ahí que nos vamos a los cerros de Úbeda. No quería amarcianar más las canciones“.

Pese a que rechaza que la jota  que defiende esté en “vías de extinción”, sí admite que corre el riesgo “de que se quede, como el chotis, en una vitrina”. “¡Hay que desenpolvarlo!”, afirma antes de revelar la fórmula con la que, al menos ella, pretende acometer esta tarea: “Trato de mantener el sabor de la tierra, sus dichos populares, y envolverlos con sonidos contemporáneos que pueden ser reconocidos por el oyente actual”.

En cuanto al reconocimiento que le acaban de otorgar, y que aún está “procesando”, espera que ayude a la música de raíces a ocupar el lugar que se merece: “A la jota, como la copla, se le relaciona con algo antiguo. Pero la gente debe saber que es la única seña de identidad cultural común de todas las regiones de España. La jota no es solo Aragón, aunque la de allí sea la más conocida y la más brava. Y tiene muchos elementos del fado”, señala antes de revelar otra de sus metas: “Elevar al salón la música popular”.

Última pregunta, ¿recogerá el premio? “Por supuesto. Me he significado muchas veces en causas sociales y aún siendo tan contestaria y revolucionaria me lo han concedido. Esto me da una oportunidad de hablar alto de las cosas que importan”, concluye.

Biografía

Nació en 1966 en Tarragona, aunque se crió en Aragón. Irrumpió en el panorama musical nacional en 2002 con “Pa’ mi genio”, un disco que revisa el folklore aragonés con un punto de vista universal y contemporáneo. Desde entonces, ha publicado tres discos más; el último, Ejazz con Jota (2013).








EFE

  • El jurado considera que la cantante y compositora ha elevado la jota “a nivel internacional” con su voz “excepcional y arrolladora”.
  • Criada en Utebo (Zaragoza), fusiona, entre otras corrientes musicales, la jota aragonesa, el flamenco, la música andalusí y el jazz.

Carmen París

La cantante y compositora Carmen París (Tarragona, 1966) ha sido galardonada con el Premio Nacional de Músicas Actuales 2014, que concede el Ministerio de Cultura y está dotado con 30.000 euros, al considerar el jurado que ha elevado la jota “a nivel internacional” con su voz “excepcional y arrolladora”.

El jurado ha decidido premiarla, por mayoría, por sus “cualidades musicales y arrolladora personalidad, y por su capacidad de innovar y regenerar la música lírica tradicional”.

“Embajadora excelente, ha sido capaz de elevar la jota a un nivel internacional fusionándola con otros ritmos y músicas contemporáneas, como se pone de manifiesto a lo largo de sus treinta años de carrera y en el reciente trabajo EJAZZ, grabado con una gran orquesta de maestros americanos”, añade el fallo.

La cantante y compositora, criada en Utebo (Zaragoza), fusiona, entre otras corrientes musicales, la jota aragonesa, el flamenco, la música andalusí y el jazz.

París ha estudiado canto, piano, guitarra, violonchelo, armonía y solfeo en el Conservatorio de Zaragoza, estudios que compaginó con la carrera de Filología Inglesa.

El jurado, presidido por la directora general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), Montserrat Iglesias, y vicepresidido por Antonio Garde, ha estado integrado por Patricia Keina, Emilio Santamaría, Pilar Rius, Santiago Carrillo, Fernando Íñiguez y Mercedes Rodríguez-Vázquez.








CLARA HERNÁNDEZ

  • Tras agotar entradas en Europa y levantar al público barcelonés, The Musical Box, banda tributo de Genesis, llega este jueves a Madrid.
  • Mientras que los grupos que homenajean a otros llevan décadas asentadas en el extranjero, en España es un fenómeno relativamente reciente.
  • En el último lustro, sin embargo, su número se ha multiplicado.

Bandas tributo

Denis Gagné se desprende de un extravagante sombrero coronado por plumas justo en el momento en el que lo hizo Peter Gabriel durante el concierto que Genesis ofreció en Quebec en 1974 (concretamente, en el minuto 1.29 del tema Dancing with the Moonlit Knight). Como aquel, realiza un inquietante giro de cabeza cuando la batería emprende una descarga atronadora en Watcher of the Skies. Y acompaña con pasos marciales los primeros acordes de  The Battle of Epping Forest. Tras veintiún años convirtiéndose en Genesis sobre el escenario, los miembros de la banda de Gagné, los canadienses The Musical Box, han llegado a cantar, tocar, moverse e, incluso, sudar o carraspear como lo hicieron sus ídolos cuatro décadas atrás. La perfección llega a tal extremo que el grupo ha sido elogiado por la prensa especializada, por lo general poco atenta a este tipo de manifestaciones. Y cuenta con el beneplácito de los componentes de Genesis (Phil Collins, incluso, declaró que ‘sus clones’ han llegado a tocar mejor de lo que jamás lo hicieron ellos). Con estos credenciales, la banda lleva décadas de giras internacionales. El pasado mes de octubre abarrotó el Olympia de Paris durante dos días consecutivos. El miércoles levantaron al público de Barcelona y este jueves volverán a hacerlo en Madrid, donde muchos coinciden en que las formaciones tributo están en auge. ¿El secreto? En el caso de bandas como The Musical Box, “la nostalgia”, admite su bajista, Sebastian Lamothe, quien reconoce que nunca se sabe del todo si el aplauso final del público va dirigido a The Musical Box o a Genesis.

Mientras las bandas que homenajean a grandes grupos llevan años de éxito en el extranjero, donde han logrado un lucrativo hueco en el paisaje del pop rock, en España se trata de un fenómeno relativamente reciente, pero que desde que comenzó, hace más de un lustro, no ha hecho más que crecer.

“Cuando empezamos hace diez años éramos la única agencia especializada en bandas tributo en España; hoy las hay por todas partes”, asegura Raquel Bassas, responsable de la empresa Beba 33, en  cuyo catálogo figuran Abbey Road (los Beatles españoles y los más solicitados de la lista), Momo (banda que recrea el universo musical de Queen) o Please, la banda que versiona a U2 y que está considerada la banda tributo ‘oficial’ de los irlandeses desde que el sello de estos les encargó la promoción en España del álbum How to dismantle an atomic bomb.

Para explicar su éxito, Bassas alude a un espectáculo “que es muy divertido” y “apto para muchas generaciones”: “Los tributos sacan de casa a gente que, muchas veces, no es el público habitual de los conciertos. Por ejemplo, hay personas de 50 años a quienes les gusta la música en directo pero no encuentran una oferta a su gusto. Este tipo de grupos atraen a muchas generaciones, tanto niños como jóvenes o maduros. Unos fueron seguidores de las artistas originales, y otros, al tratarse de nombres muy populares, han escuchado su música de una u otra forma”. Otra clave: el precio. “Permiten ver un buen concierto sin necesidad de gastar los 60 euros que puede valer una entrada para ver a los Rolling Stones”, concluye Bassas.

Desde hace tres años, Dani Midnite es la voz de Hell House, banda española que versiona a Guns N’ Roses (antes el músico perteneció a otra formación que también homenajeaba a los de Axl Rose: Gansos Rosas). Su objetivo es claro: “Poner en contacto a los auténticos fans con el espíritu original de la banda”. A diferencia de The Musical Box, ellos no son un ‘grupo clónico’, es decir, no copian cada detalle de attrezzo, vestuario o movimiento que Guns N’Roses han exhibido en los conciertos. “Damos ‘perlitas’, gestos que la mayoría de los fans esperan, pero mantenemos nuestra personalidad. Desde luego, no me vas a ver con pantalones ciclista o falda escocesa”, bromea Midnite aludiendo al caprichoso guardarropa de Rose. Si la estética no es la principal preocupación de la banda, sí lo es el sonido: Hell House es capaz de evocar, con bastante perfección, el universo musical de los angelinos.

Como Bassas, afirma que las bandas tributo viven un momento mucho más halagüeño que el aque atraviesan la mayor parte de los grupos emergentes. Él mismo compagina Hell House con su banda original, Neon Delta. Ambas han corrido una suerte desigual: “Las salas te ponen problemas si vas a tocar con tu banda, pero si te acercas con tu grupo tributo, se abren todas las puertas”. ¿Las razones? Tal vez, unos oyentes cada vez más conservadores: “Antes las discográficas hacían de filtro de calidad de grupos. Ahora cualquiera puede grabar un disco en el salón de su casa. Los consumidores se encuentran ante una avalancha de distintas ofertas y al final optan por la más segura: la que le va a proporcionar los éxitos que ya conoce”.

El músico no está en desacuerdo con la afirmación que hizo Robe Iniesta, de Extremoduro, hace unos meses, atribuyendo el aumento de bandas tributo a “la crisis de la industria musical”. “Aquí no hay ayudas para las agrupaciones emergentes. No ocurre lo mismo, por ejemplo, en Londres, donde hay un circuito superdinámico y todos los días surgen nuevos talentos. Les apoyan medios, promotores, sellos, salas y el propio usuario. Aquí cada vez hay más tributos. Como sigamos así, serán los únicos que sobrevivan”, se lamenta el vocalista de Hell House.

Cinco preguntas a… Sebastian Lamothe (The Musical Box)

Sebastian LamotheLlenan conciertos. ¿Cuáles son las claves?
Trabajamos para hacer llegar la ilusión que se vivió en los conciertos de la primera etapa de Genesis al público, reproducimos cada detalle de sus directos (en esta gira, el correspondiente al álbum Selling England by the Pound). Para ello, eliminamos todo lo personal, nuestros gustos, no queremos que nada se interponga entre Genesis y a la audiencia. Además, llevamos una producción enorme, equipo, luces… ofrecemos un gran show de entretenimiento para fans de la banda original y para jóvenes que han crecido con otras músicas pero que han descubierto el rock clásico.

¿Que parte de su éxito es achacable a The Musical Box y cuál a Genesis?
Llevamos mucho tiempo en esto, trabajando con mucha seriedad y desarrollando una buena técnica. Pero, aparte de todo lo que aportamos, es obvio que este proyecto es un testimonio de Genesis, una banda que, incluso hoy en día, cuando la tecnología ha evolucionado tanto, su lenguaje sigue resultando moderno y original. Fueron unos genios. Por eso, 45 años después, la gente se sigue interesando por su música y sus canciones siguen conmoviendo. La gente sale muy emocionada del espectáculo, algunos incluso lloran.

¿Qué es lo más ingrato de su trabajo?
Utilizamos los mismos instrumentos que ellos tocaban, de la misma época. Son muy antiguos, siempre están rotos y siempre hay algo que arreglar. Los problemas técnicos son el pan de cada día.

Como banda tributo, ¿les gusta el tratamiento que los medios les dispensan?
Las bandas tributo nunca han estado bien vistas por la comunidad artística, siempre han sido consideradas de segunda clase. Es algo con lo que hemos tenido que convivir durante años. Sin embargo, hemos tenido suerte porque nuestro público tiene una visión diferente y nos ha apoyado. No somos arrogantes, sabemos que no somos Genesis pero nuestra misión es transmitir su energía.

Llevan 21 años con este proyecto. ¿Se ven con él dentro de otros tantos?
Genesis tiene muchísimos fans y nuestro trabajo continuará mientras ellos existan. Es cierto que los seguidores se han ido haciendo mayores y que en algún momento esta aventura llegará a su fin y no será necesaria. La era del rock clásico está muriendo lentamente, tal vez por eso estos shows también cuentan con la fuerza de la nostalgia.








CLARA HERNÁNDEZ

  • Tras vender millones de copias de sus álbumes anteriores, David Guetta, el rey Midas de la música dance, lanza ‘Listen’, su trabajo más íntimo y dolorido.
  • “He atravesado un momento personal difícil y debía reflejarlo”, argumenta el productor, que sin embargo no pierde de vista las pistas de baile.
  • Fan aférrimo del ‘funlife’, Guetta habla de la fiesta y de quince años en los que lo único que hizo fue “trabajar”.

David Guetta

Suenan un violín místico y un piano cinematográfico. Después, unas punzadas dolientes asestadas por algunas de las mejores voces del mercado  (Emelie Sandé, Sea, Nicki Minaj…). Y una coctelera ilustrada de géneros diversos. Ni siquiera cuando llega el estribillo y con él, invariablemente, una tormenta de beats machacones (el ‘subidón’) predispuestos a empujar a la pista de baile, se pierde del todo un cierto refinamiento cosmopolita y oscuro. Así es Listen, el nuevo álbum de David Guetta, el productor del que un día se dijo que había logrado matar al rock, exiliándolo de las listas de ventas y reemplazándolo con EDM (Electronic dance music). El mismo que, aseguran, transporta sus conciertos completos en una tarjeta de memoria y que cobra más de 100.000 euros por sesión (él no lo confirma). Un ente entre la magistralidad, la chabacanía del corta pega y las ristras ingentes de temas certeros que él parece producir sin esfuerzo. Y el responsable de un sonido que marca el ritmo que mueve a gran parte de los jóvenes de todo el planeta sin importar que su mentor sea un padre de familia que se acerca a la cincuentena (en noviembre cumplió 47 años).

Usted trabaja mientras todos los demás están de fiesta.
En mis actuaciones yo también estoy de fiesta cuando el resto lo está. No considero que mi trabajo sea el de ofrecer simplemente un concierto ante un auditorio que me está mirando, si estoy en un festival o en una sala, disfruto como el que más.

En su mesa de mezclas, ¿tiene localizado el botón de las emociones?
Sí, lo tengo localizado. Pero no está en la mesa de mezclas sino en la música. Creo que mi éxito radica en que consigo conectar muy bien con el público, tengo una especie de magia con la gente y no soy simplemente un Dj que mezclo y hago loops: miro a los asistentes y trato de compartir mis emociones con ellos.

No hace mucho parecía que su vida era fiesta, pibones, más fiesta, Ibiza, música, famosos… ¿cómo se vive en esa burbuja?
De maravilla. Era fantástico, divertidísimo y me lo pasé genial. También trabajé un montón y pasaba horas en el estudio. Y no dormía mucho, la verdad. Pero sí, tengo que confesar que soy un gran fan de la ‘funlife’ (vida dedicada a la marcha, la diversión). Y eso ha sido mi vida durante mucho tiempo.

¿Y qué hay después de la juerga?
Esa es la cuestión: algunas veces están en un concierto o en una sesión ante miles de personas y luego, cuando llegas a tu habitación, te encuentras solo. Es un balance extraño para una vida que, ya de por sí, es bastante rara.

¿Cómo lo sobrelleva?
Bien, forma parte de mi día a día. Pero algunas veces es curioso, esta vida puede resultar muy solitaria.

Dice que su nuevo álbum, Listen, anuncia una nueva era, más introspectiva y orgánica. ¿Le cansó tanta frivolidad?
Durante mucho tiempo he compuesto canciones sobre felicidad, amor, sexo…  cosas que estaban en mi entorno y que vivía. Pero últimamente he atravesado un momento personal difícil (Guetta se divorció el año pasado) y eso ha influenciado mi música. Creo que este es mi disco más personal.

¿Cómo se traduce todo eso en sonido?
Para este trabajo empleé mucho tiempo en la composición, más que nunca. Quería que fuera muy emotivo y que, a la vez que invitara a bailar, no olvidara ni el alma ni los sentimientos. Tengo que ser sincero con mis fans y conmigo mismo y si mi única pretensión es divertirme, hago canciones para ello pero si atravieso un momento melancólico como el que he atravesado, debo reflejarlo también en el repertorio que, sin embargo, siempre va a ir dirigido a la pista de baile.

Por deformación profesional, ¿le metería arreglos a todo?
Sí, soy un friki del control y de los arreglos. Es terrible, me gusta tener todo a punto y controlado. Al fin y al cabo, ser productor es eso, definir exactamente cómo tiene que sonar la música, cuidar cada detalle. Intento llevar ese patrón a mi vida aunque a veces no funciona.

Le acusan de llevar todos sus conciertos pregrabados en un USB. ¿Algo que alegar?
Es muy gracioso. Ese chisme partió de una página web de humor que crea noticias falsas. Lo que es curioso es que los periodistas tomaron la información como si fuera verídica y se dedicaron a difundirla. Pero fue un chiste, ¡es una locura decir algo así!

Una vez dijo que había dejado de leer y ver la tele porque la música ocupaba todo su día. ¿La situación ha ido a mejor o a peor?
Entre mis nuevos propósitos está el de tener más tiempo libre, pero  no para ver la televisión sino para dedicárselo a la familia y a los amigos. Durante quince años he estado demasiado volcado en la música, no he hecho otra cosa que trabajar sin parar y no he tenido tiempo para mí. Ya sé que ahora, que acabo de lanzar nuevo disco, no es el mejor momento para echar el freno, ya me comentó alguien de mi compañía que, por favor, dejara mis buenos propósitos para más adelante. Pero es importante tener un equilibrio y este disco creo que lo tiene: hay temas para la pista de baile y otros sobre corazones partidos. Y, también, las prioridades de mi vida. Y lo que está pendiente.

¿La conciliación de vida laboral y familiar es una de ellas?
Ser padre de dos hijos es uno de los grandes retos de mi vida. Poco a poco estoy empezando a hacerlo mejor, a ser mejor padre. Ahora me siento más cerca de mis hijos que nunca y les dedico más tiempo. Y espero que, pronto, les dedicaré aún más.

Biografía

Nació en París en 1967. Comenzó a pinchar en diferentes salas en los ochenta. Él éxito internacional le llegó en la madurez con el álbum One Love (2009), que incluía singles como Sexy Bitch, y la colaboración en el éxito de Black Eyed Peas I gotta feeling. See calcula que a lo largo de su carrera ha vendido más de seis millones de discos y 15 de sencillos. Figura en el segundo lugar de la lista de Forbes de los Dj mejor pagados de 2014. Combina el lanzamiento de discos y conciertos con sesiones habituales en Ibiza y Las Vegas.








EP

  • Uno de los eventos televisivos con más repercusión del mundo.
  • Tendrá lugar el 1 de febrero de 2015 en Arizona.
  • La última contó con Bruno Mars.

Katy Perry

Katy Perry ha sido la elegida para amenizar el intermedio de la próxima Super Bowl, la final de la National Football League (NFL) estadounidense, que es uno de los eventos televisivos con más repercusión del mundo.

La próxima edición de la Super Bowl tendrá lugar el 1 de febrero de 2015 en el University of Phoenix Stadium de Arizona (Estados Unidos), según ha confirmado la NFL.

“Mi banda está en la otra habitación gritando a la televisión (y unos a otros). No puedo esperar a que sea 1 de febrero“, ha dicho Katy Perry en un mensaje en las redes sociales enviado desde Australia, donde está actualmente de gira.

La última Super Bowl hasta la fecha, celebrada a principios de este año 2014, contó con Bruno Mars y Red Hot Chili Peppers como estrellas en el espectáculo del intermedio. Además, U2 estrenó también en ese momento el videoclip de su single Invisible.









Pulsa me gusta y suscribete a nuestras noticias del blog . Entraras en numerosos sorteos , premios y regalos directos .